El uso incorrecto del término “perroflauta”

El lenguaje se crea y se transforma en la calle, en el hablar de las personas, por eso la RAE añade la palabra muslamen al diccionario. Muchas veces, palabras de algunos sectores van haciéndose más populares entre la gente y van formando parte de nuestro día a día. Por ejemplo, “currar”, que es una palabra caló y que usamos para “trabajar”  o “pirarse”, del vocabulario quinqui por excelencia, en principio “fugarse” ahora simplemente o también “marcharse”. Son cosas que tiene el idioma, se usan unas palabras y otras caen en el olvido, el vocabulario se empobrece y se enriquece y alguien de hace trescientos años vendría al presente y no entendería nada.

El caso es que últimamente se ha puesto de moda la palabra “perroflauta”. Pero se ha puesto de moda y se utiliza de manera fatal y mira que es simple. En cualquier suplemento de tendencias cualquier becaria medio progre dirá que “este es un lugar de ambiente perroflauta en el que hay pop alternativo” o barbaridades por el estilo. Están usando el término “perroflauta” para definir a esa especie pseudo-hippy que compra en el mercado de Fuencarral, con ropa más o menos “alternativa” que entra en trance escuchando música minimal y demás. Eso tiene varios nombres, aunque el mejor es el de “alternapijo” porque es el que más sangre hace. Es decir, vas de alternativo, criticas a los pijos pero tus pantalones floridos o tus ropas de Desigual valen una pasta. Por supuesto esto al final son todo reducciones absurdas basadas en estereotipos, cosa que está muy mal y muy fea. No se si la utilización del término tendrá arreglo, pero debemos intentarlo.

¿Qué demonios es un perroflauta? El perroflauta es el punk más extremo y más kostra (término que también debería dar que hablar pues se empieza a pervertir). El punk de estética y quizá de actitud “no future”, pues el punk es un tema que puede dar para catorce enciclopedias, ya que existen punks militantes, existen punks kostras y existen muchas variantes. Lo cierto es que para ser perroflauta debes ser primero kostra, que es aquel punk, al menos de estética, que vive de manera kostra, es decir, más en la calle que en la casa, entre litronas o cartones de vino cortados por la mitad para transformarlos en minis. Con la chupa con varios parches mal puestos o no, esto queda en cada uno. El caso es que el término “kostra” viene de lo que son las “costras” generadas por la suciedad de no ducharse y estar por ahí tirado en actitud pasiva y vagabunda. ¿Por qué se usa muchas veces mal el término? Porque a veces escucho a amigos o conocidos que ayer estuvieron de fiesta, hoy están de resaca tirados en el sofá y dicen que están “kostreando”. No, están abandonados a la extrema pereza o “gossera” (en valenciano) combinada con dolores provocados por la locura de la noche y la inconsciencia. Pero no están “kostreando”. “Kostreas” aunque no seas “kostra” si ocasionalmente se da el caso de que tu colega Fulanito tiene un tío con un piso en desuso en Cuenca, hay un puente ocasionado por el día de Santa Honorata y vas con los colegas a este piso desamueblado en el que no hay agua corriente, a dormir en el suelo en sacos de dormir, ponéis dinero para la compra común, el 75% del presupuesto se va en kalimotxo y cervezas, el otro 25% en salchichas marca “el dedo”, vuelves a casa tras cuatro días oliendo a mierda pura y no has visto las casas colgantes… eso puede ser un ejemplo de “kostreo” entre miles. Estar en tu casa sintiéndote un despojo humano porque te tomaste cuatro cubatas ni es “kostreo” ni se le acerca.

“Kostrear” es una cosa que puede ser puntual o puede ser una forma de vida. Si es una forma de vida ya eres un “kostra” de verdad. Por ejemplo, los que están en la Plaza de las Descalzas y aledaños tirados permanentemente y que de vez en cuando te piden unos euros o “papel”, son “kostras”. ¿Qué paso hay del “kostra” al “perroflauta”? En realidad son dos pasos, la aparición en escena de dos elementos, a saber: el perro y la flauta. Cuando el “kostra” lleva perro y flauta se transforma en “perroflauta”, pero primero fue “kostra”. Yo  tengo flauta, pero no perro, si tuviese perro no me haría “perroflauta” por no haber sido “kostra” anteriormente. En general el “kostra” suele acabar siendo también “perroflauta”. Con la flauta a veces tocan canciones rarísimas que responden más bien a tapar agujeros aleatoriamente, pero una vez en Tirso de Molina (territorio perroflauta por excelencia, lamentablemente) un tipo me tocó la de “Cuidado” de Eskorbuto, a ese le di cinco duros y es al único al que le he dado algo, por lo menos se curró una canción aunque fuese una fácil.

El pseudo-hippy con ropas de marca ya dijimos que es un “alternapijo” que va a festivales muy caros y votar a Zetapé. Pero también hay un hippy más extremo que intenta más o menos reproducir una vida hippy a conveniencia. Ese hippy, ¿es un perroflauta? ¡No! No es kostra, no tiene perro ni tiene flauta. Aun así, le gusta colocarse con buena hierba, tumbarse en el parque o ir descalzo por la facultad (muy típico de Biológicas en la Complutense, al menos hace cuatro años) y tocar la guitarra, los bongos y los cojones. Pues bien, esa gente también tiene un nombre y ese nombre es “piesnegros”. Si leo en el suplemento del periódico no se cual que la cantante “Bebe” es una “perroflauta” evidentemente demuestra que el escritor o escritora del artículo no tiene ni idea y ha pasado demasiado poco tiempo en la calle, porque “Bebe” es un gran estereotipo de “piesnegros” sólo que con mucha pasta.

Todo este escrito recoge una serie de topicazos mal puestos y demás, lo admito, lo acepto y lo reconozco a partes iguales. Pero el objetivo es muy simple: a las cosas por su nombre.

Un perroflauta no es un piesnegros. Un piesnegros no es un perroflauta. Son dos grupos humanos igualmente exterminables, pero diferentes.

Ejemplos de “piesnegros” los hay a patadas: Bebe, Macaco, la cantante de “Ojos de Brujo”, etc

Perroflauta es más bien esto:

Edición 6 de Agosto de 2010: Cosas que hacen los piesnegros y no los perroflautas: malabares, batucadas en manis, ir con chalecos hechos por los indios arapajoe , con un pañuelo en la cabeza y descalzos, claro.

Anuncios

16 comentarios en “El uso incorrecto del término “perroflauta”

  1. ¡Qué grande, Antonio!
    Absolutamente de acuerdo con tus reflexiones! no sé si te han surgido a raiz del Demanda, que si, yo mismo definía como Festival “perroflautico” por extensión simplista.. pero ahora veo que en absoluto lo es.. ¿Cómo definiríamos esta fauna Demandera?? Mendas cuarentones con hijos pequeños que acuden en furgonetas (si son VW viejas mejor) a tirarse por los prados a escuchar a tipos tocar instrumentos extraños??

    Mola.

    De todas maneras estarás de acuerdo conmigo en que los términos evolucionan y la misma palabra puede adquirir distintos significados, aunque muchas de las veces ocurre por desconocimiento del término correcto y al final, por imitación, se pervierte el significado original.. creo que “perroflauta” ha sufrido este proceso.. yo no conocía el tema “kostra” (lo que me he reído) ni el rollo piesnegros (y soy biólogo, pero los jambés llegaron justo cuando terminé la carrera)..

    En fin, que enohrabuena por el post.. y ahora mismo te agrego a mi lector de Feeds.. (vaya lenguaje)
    Salud.

    • Gracias por tus impresiones Tonino. La reflexión no me vino por el Demanda, es una reflexión que viene de lejos, más o menos desde que veo que el término “perroflauta” se viene usando de manera más o menos masiva en determinados suplementos de tendencias y demás. Evidentemente como dices, puede que la cosa se acabe utilizando mal por el propio progreso del lenguaje y su utilización, igual que muchas palabras que usamos y que no tienen su significado primigenio. Pero aun así, yo emprendo mi cruzada.

      Un saludo!

  2. Discrepo en lo del piesnegrismo, un piesnegros y un costra son exactamente lo mismo, los que defines como piesnegros realmente son neojipis o no se como llamarlos porque han perdido el espiritu ese de experimentar con drogas nuevas y matarse en masa tan tipico de los años 70 (Un saludo a Janis Joplin que me estara viendo!).

    Un ejemplo de piesnegrismo/costrismo musical lo tenemos en los enormes barceloneses Karton d Bino, un grupo cojonudo de punk costra perroflauta piesnegril que merce la pena pegar un repaso (http://www.youtube.com/results?search_query=karton+vino&aq=f)

    Tambien decir que esa foto esta tomada si no me equivoco en Miranda de Ebro durante un PetroleoRock, me suena porque justo justo ahi he estado tirado yo bebiendo litronas, esto no es algo de lo que enorgullecerse (o si) pero lo hecho hecho esta.

    Ahora me pongo en modo abuelo batallitas y recuerdo el TintoRock 2003 en Aranda de Duero, es el sitio donde mas punkis costrosos he visto en mi vida, fue un antes y un despues en mi existencia. Deberia escribir sobre ello aunque solo fuera para que no se perdieran estos recuerdos… en fin, que me pongo a desvariar.

    Un saludo!

    • Interesante lo que me planteas, Albareto. Como nosotros nos hemos movido en similares coordenadas aunque en diferente entorno geográfico, quizá esta divergencia se deba al uso distinto de la palabra allí o aquí.

      Aquí piesnegros y demás son considerados, o eran porque ahora ya no se habla con corrección, Manu Chao y demás. Y eran piesnegros por ir descalzos. Los jipis van descalzos, los punkis no siempre. Al ser guay, ir fumado, tener un gorro extraño de colorines, tener unos bongos y demás, uno siente que debe ir descalzo y eso le provoca tener los pies negros. Y de ahí, “piesnegros”.

      Eran “piesnegros” en el pasado la gente del sector “del Labo” (las okupas del Laboratorio), cosa que escuchaba yo muchas veces de manera despectiva, así como gente de determinadas asambleas universitarias.

      Claro que muchas veces hay una línea muy compleja e incluso puede haber seres híbridos.

      Sobre kostrismo, yo creo que el centro con mayor densidad de kostras que he visto en mi vida es el Marina de Bilbao. Hablo de densidad, no de cantidad. De cantidad no sabría decir porque no he ido a tanto festival de esos.

    • Añado a la respuesta que: Sí, deberías escribir sobre ello, esos trazos de la cultura popular real nunca pasan a la historia oficial. Dentro de 30 años algún periodista guay hablará de los maravillosos años 2000, del principio del siglo XX, al igual que la Movida madrileña y demás, comenzará a hablar de cosas que nunca nadie vivió y se convertirá en oficial.

      Debemos documentar todo lo posible. Como eran las cosas que hacíamos y a qué respondían si es que respondían a algo. O eso o seremos una caricatura de la historia

  3. desde pucela opino que albareto, piesnegros yo de toda la vida lo tenia asociado a punk kostroso, si bien la teoria de Antonio de ser por ir descalzo, casa mas con los jipis.

    Saludos compis 🙂

  4. me cago en mi puta vida el teclado se ha fumado la mitad de mis palabras. Pues ahi lo dejo hombre blanco creer dos tendencias no dignas ser, provecho para sociedad debería existir. fin jau

  5. Yo también he oido mucho la nueva utilización de la palabra costrear. Pero creo que el origen puede ser diferente al de la acepción punki.

    No sé si el origen estará en las llagas que salen a la gente que está postrada en una cama, que están tumbados sin hacer nada, o si estará en la suciedad de los gitanos, que no tienen fama de trabajar precisamente. Pero el término, tal como lo he escuchado a mucha gente significa vaguear. Esta acepción la he escuchado más en gente del sur y, es más, se podría intuir un origen cani, pero sólo son suposiciones. Pero creo que puede que no sea una degeneración el término kostra de los punkis, sino que tenga otro origen diferente.

    A este paso te van a dar un sillón en la academia de la lengua 😛

    Por cierto, muy buena la clasificación de punki, pies negros, y alternapijo, normalmente se utilizan fatal.

    Por último, no sé si conocerás la denominación “grunch” o “gruncheto”, que últimamente la he estado escuchando y no sé a que se refiere. Me suena a generalización de heavy-punki-rockero-etc, al igual que se hace con los “bacalas”, que dentro de ellos tiene sus propias clases. Si lo sabes ilústrame 😉

    • Lo de gruncheto no lo había escuchado en mi vida, escuché “jeborro” hace años y tal, pero eso nunca. Entre bakalas también hay muchas acepciones, el lenguaje de la calle es maravilloso

  6. Yo estoy más con Earlbareto. Un piesnegros para mi es un costra que te roba en la tienda de campaña en un festival y luego te intenta vender un turulo metálico. Y aunque un perroflauta en origen era lo que dice Antonio, el término ha evolucionado hasta lo que es ahora, un jipioso toca bongos.

  7. La palabra que ha perdido completamente su significado original en la lengua común es punk, hasta el punto que una de sus figuras más odiadas, los hippies, pasen a ser calificados como punks tan solo con ponerse una cresta.

    Se me hace difícil imaginarme a alguien del Bromley Contingent bebiendo kalimotxo en un parque y haciendo malabares. Paro vamos, que ni siquiera los símbolos externos, de esvásticas y “nucleares sí” hemos pasado -vía una anarquía entendida como sinónimo de caos completamente artie, que alguna mente estrecha adoptó en su vertiente seria filosófica de comunismo libertario, politizando y alienando un movimiento hasta entonces libre y vivo-, al Frente Popular (y esta vez no es una coña, sino que se lo toman totalmente en serio) y el ecologismo más hippie y papanatas.

  8. Bastante de acuerdo contigo en casi todo a excepcion de tu conclusion sobre los pies negros. Aqui en Bilbao de donde soy, un pies negros a sido siempre y será lo que tu defines como perroflauta, termino acuñado posteriormente por alguien que en mi opinion desconocia el de Piesnegro. Desde los 80 epoca del punk en fiestas de Bilbao se reunian grupos de decenas de Punks extremos con sus decenas de perros procedentes de toda españa y se dedicaban a Kostrear durante toda la semana, plantando su saco de dormir (si lo habia) debajo de un arbol cercano al escenario de musica, bebiendo sin parar y sacanco algo de dinero de mendigart o simplemente de mal vender bocadillos de embutido con el aspecto mas infecto nunca antes visto a un bocadillo. Ese grupo solcial , al que creo pertenecen las dos personas que aparecen en tu foto, aqui de siempre se les a denominado (y casi aseguraria que ellos mismos se autodenomina) pies negros.

  9. Está muy currado el análisis de estos seres más o menos urbanos, pero no hay que exterminar a los perroflautas, esos me caen bien, si acaso a las piesnegros, que esas suelen ir de “enterás” y tienden a ser intolerantes contra los que no opinan como ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s