“La gente se asusta”

Al hilo de las manifestaciones que terminan con los violentos antidisturbios cargando y parte de los manifestantes defendiéndose surgen siempre muchas posturas. De todos los colores, ya conocidas. De entre todas , hay una que me resulta llamativa: la de “la gente se asusta y no vendrá”. Vienen a decirnos quienes así reflexionan que en un plano teórico no les parece mal que una manifestación desemboque en actos de autodefensa, pero que piensa que no son de recibo por una consideración táctica, ya que el ejercicio de esta autodefensa asusta a las masas y por lo tanto dichas masas dejarán de acudir a las manifestaciones, por lo que perderemos fuerza.

Desconozco si hay algún estudio sociológico que pueda verificar que la combinación de represión – autodefensa asusta de verdad a “la gente” como para dejar de acudir a manifestaciones. ¿Existe este estudio? ¿Hay datos? Si alguien sabe del asunto estaría encantado de ser informado.

Sigue leyendo

La violencia

A una persona normal no le gusta la violencia. La violencia causa dolor y sufrirla es un engorro. A las personas que les gusta sufrirla se las llama masoquistas y francamente son personas que están mal de la chaveta. A las personas que les gusta practicarla creo que se las llama sádicos (en la UIP creo que saben de esto un poco), también a los psicópatas les gusta la violencia y disfrutan causando dolor (creo, no lo se, algún profesional tendría que decirlo). El caso es que si te gusta la violencia, estás mal de la cabeza.

La violencia debería ser siempre el último recurso en todo, algo a emplear sólo si se han agotado todos los caminos o si se llega a la conclusión de que no queda otro remedio. Bien, pues ahora, en la situación que estamos política y económicamente pienso que estamos en un momento no se si para afirmar claramente que ha llegado la hora de la violencia (así, a lo bestia), pero sí por lo menos para abrir el melón del debate.

Sigue leyendo