Facebookhisteria

Tras varios incidentes me ha dado por pensar en el Facebook y en como influye en nuestra manera de relacionarnos. No deja de ser un espacio o herramienta para comunicarse, debatir o pasar el rato, y todo el mundo sabe que es de una multinacional con la que compartes datos y demás. Empiezo a pensar que para algunos sustituye de forma grave la vida real o les afecta en la vida real más de lo que debería (y no olvidemos que facebook es real, por lo tanto aun siendo virtual forma parte de la vida real).

En mi cuenta tengo amigos cercanos, familiares y gente que me cae bien, pero de vez en cuando veo que tengo a alguien metido y pienso que no quiero que esté viendo fotos de fiesta con los colegas o si le pongo mensajes cómplices a mi chica. Le borras, sin que eso signifique una animadversión personal, y en seguida el lío “oye que me has borrado, que no me has dicho nada , que me lo expliques”. Copón, ¿por qué quieres que me sienta culpable por elegir quien quiero que vea mi facebook y mis cosas? ¿Quién eres para pedirme explicaciones, si apenas hemos compartido unas birras en la vida o nos presentó un día un amigo común y nunca más nos vimos?. Es mi perfil ¿tan difícil es respetar que tenga a quien quiera? Obviamente eres irrespetuoso, lo demuestras con el mensaje, por eso no te quiero en mi facebook. Los borrados se lo toman mal, pero también al que no añades, que piensa que como añadiste a Fulano, a él también has de añadirle. Te lo encuentras en el bar y te canta las cuarenta ¿es que por haber hablado tres veces en la vida tengo que abrirte las puertas al paraíso de ingenio y cultura que comparto con mis amigos en los muros de Facebook?

Sigue leyendo

Anuncios