“La gente se asusta”

Al hilo de las manifestaciones que terminan con los violentos antidisturbios cargando y parte de los manifestantes defendiéndose surgen siempre muchas posturas. De todos los colores, ya conocidas. De entre todas , hay una que me resulta llamativa: la de “la gente se asusta y no vendrá”. Vienen a decirnos quienes así reflexionan que en un plano teórico no les parece mal que una manifestación desemboque en actos de autodefensa, pero que piensa que no son de recibo por una consideración táctica, ya que el ejercicio de esta autodefensa asusta a las masas y por lo tanto dichas masas dejarán de acudir a las manifestaciones, por lo que perderemos fuerza.

Desconozco si hay algún estudio sociológico que pueda verificar que la combinación de represión – autodefensa asusta de verdad a “la gente” como para dejar de acudir a manifestaciones. ¿Existe este estudio? ¿Hay datos? Si alguien sabe del asunto estaría encantado de ser informado.

Dado que no tengo datos acerca de estudio alguno respecto a las cosas que asustan a “la gente”, sólo me queda la conjetura. Quién sabe si desde la conjetura podemos llegar a certezas. Mi primera conjetura es esta: la mayoría de las personas a las que escucho decir esto son de un perfil de clase media, con estudios universitarios, que simpatizan con las movilizaciones (e incluso militan), que tienen muchas veces postulados de socialismo utópico y un deseo de llegar muchas veces basado en sentirse “espejo” de la gente. “Si a mí, que tengo esto muy pensado, esto me produce este efecto, dado que este es el único razonamiento posible – pues es el mío – , esto va a producir el mismo efecto en los demás”.

La conjetura me lleva a la primera pregunta. ¿Y sí esto a quién asusta es a quien dice que “la gente se asusta”? De ahí que ¿y si es el miedo de posturas intelectuales de clase media universitaria a la represión lo que hace defender esta posición? Miedo por otra parte comprensible, pues quien no tiene miedo ante un armario empotrado con casco, porra y bocacha tal vez sea un temerario. Entiendo que TE asustes. Yo me asusto cuando veo a los perros de los banqueros en formación. Cuando se bajan el casco me meo. Bien. Dado que mi familia sin ser rica no es pobre y nunca me ha faltado nada, que tengo estudios y pese a haber tenido años malos económicamente junto a mi pareja ahora estamos estables, conozco el entorno. Cuando escucho el razonamiento entiendo a qué piensa que se expone quien lo realiza.

Cuando hablamos de “la gente”, supongo que nos referimos a la mayoría, ¿cómo es la mayoría? La mayoría tiene problemas laborales graves (o bien estando en paro ellos, o toda su familia, o tienen familiares directos sufriendo sus consecuencias, seguramente en su empresa han sufrido algún tipo de ajuste…), que no son universitarios (en torno a un tercio de la población del país tiene estudios universitarios) los que tengan trabajo seguramente tendrán un empleo precario o de salario ajustado , la mayoría no tiene seguro privado (por lo que sufren en sus carnes los recortes en sanidad) ni va a escuelas o universidades privadas (por lo que sufren en sus carnes los recortes en educación). No estoy siendo científico como debería, habría que ir a datos exactos, pero creo que todos nos hacemos una idea del retrato robot: clase trabajadora al límite de sus posibilidades cada vez más proletarizada , rozando la pobreza y la exclusión, en barrios cada vez más degradados (estos de Cáritas, empeñados en fastidiarnos a todos con sus informes y sus cosas, a Montoro el primero).

Vamos a imaginarnos a este sujeto que nos sale del retrato robot. ¿La gente que vive en los barrios obreros, en los que se dan situaciones complicadas diariamente, se asusta con una carga? ¿Quién cada vez sabe más lo que es la exclusión, la precariedad, el paro o la desesperación … me están diciendo que se asusta tanto?

Un ejemplo extremo, imaginad cualquier barrio de “Callejeros”, las gentes de los barrios más conflictivos. El “cani”, que no deja de ser un sujeto de clase obrera que vive al filo de la lumpenización, que conoce perfectamente lo que es la vida al límite, el pistolero del eclipe (por ir a un caso agudo), ¿se asusta al ver a un policía?  ¿Quién ha convertido a la Policía Nacional en su paisaje diario, se asusta tanto como dicen? ¿Y si lo que está deseando es liar una buena?

¿Y si es al revés? ¿Y si lo que asusta, lo que desmoviliza es justo lo contrario? ¿Y si lo que asusta a la gente es entrar en la dinámica del abrazo gratis, de la asamblea con neolengua de gestos o la siesta colectiva? ¿Y si lo que quiere la mayoría de gente del país son soluciones? ¿Y si lo que asusta a las personas es ir a una manifestación y que no pase NADA? ¿Y si lo que no quiere un trabajador de cualquier barrio es que vengan posiciones de teórico de la clase media a erigirse en espejo en el que mirarse? ¿Qué pasaría si lo que quiere la gente es menos “socialismo utópico” y más contundencia, cosas más claras y ganar, ganar y ganar, sin poner la otra mejilla? ¿Si todo es al revés y no se está dando cuenta quien adopta esa postura? ¿Si lo que atrae a la gente a las manifestaciones es que acaben como el rosario de la aurora? ¿Y si se equivoca quien viene, como yo, de la clase media universitaria al mantenerse en postulados idealistas que no empatizan y lo que hace es dar por hecho que sus propios miedos son LOS MIEDOS de los demás?

Al final todo son preguntas. No tengo la respuesta. Que alguien haga el estudio de aquello que asusta a la gente, a lo mejor salimos de dudas, a lo mejor mis preguntas son absurdas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s