¿Comprar en pequeño comercio en estas fechas? En principio, paso

Es típico de estas fechas que en algunas asociaciones y movimientos llamen al “consumo responsable” y nos aconsejen que consumamos en el comercio de cercanía y en el pequeño comercio. Esto mismo lo hace la Asamblea de mi barrio, recomendándonos en un folleto una serie de comercios donde comprar, y me consta que pasa más veces y en más barrios, el “consumo responsable” (término que nunca he entendido demasiado bien, dicho sea de paso)

Igualmente, los propios pequeños comerciantes suelen intentar hacerse oír en estas fechas “comprad en el comercio del barrio, es cercano, familiar, de toda la vida…”

El pequeño comercio tiene varias virtudes para mí que es importante resaltar. Por un lado, se suele dar en el pequeño comercio una atención más cercana, así como una especialización y conocimiento. También muchas veces un “amor” o “pasión” por lo que comercian. El pequeño comercio además fomenta relaciones sociales de cercanía, las relaciones sociales de cercanía generan tejido en los barrios y aunque sea débilmente plantean una alternativa, de leve incidencia pero no por ello irreal, al modelo de vida de “casa-coche-oficina-centro comercial” del capitalismo, que concentra la riqueza en pocas manos de grandes empresas.

Para mí esas son cuestiones medianamente objetivas por las que vale la pena fomentar el pequeño comercio. Otra cuestión objetiva es que vivimos en una situación económica difícil en la que muchas personas nos encontramos con dificultades para llegar a final de mes, por nuestra situación laboral o la de nuestros familiares, por lo que no nos podemos permitir hacer grandes gastos. Incluso a los menos navideños nos gusta tener un pequeño detalle en estas fechas con nuestros seres más cercanos, no tanto por consumismo como por tradición. Y el pequeño comercio, por temas de competencia, producción, relación de fuerzas en el mercado, etc, es muchas veces más caro que el grande. Está claro que pagas más por otras cosas, si valoras más las atenciones, calidad de trato, cercanía y demás, puedes estar dispuesto a pagar más. Pero pagar más es difícil para la clase trabajadora, por lo tanto pagar más cuando es difícil para ti supone un acto militante, un acto de firmeza, incluso un acto de solidaridad para con el pequeño comercio.

Ese acto de solidaridad que podemos tener nos lo piden también los pequeños comerciantes. En estas fechas se acuerdan de nosotros y nos intentan tocar la fibra, ya sabéis “el de toda la vida, el de tu barrio, el del trato familiar”. Pero ¿se ve correspondida esa solidaridad? ¿es bidireccional? Está claro que para mí la solidaridad no es algo que se haga a cambio de algo, pero también está claro para mí que este año no puedo pagar más. Está bien que ahora se acuerden de nosotros y nos digan “no somos como las grandes superficies”, ahora bien, entonces ¿por qué siendo pequeño comerciante piensas como un gran comerciante? ¿por qué no te solidarizas con los problemas sociales? ¿por qué le ríes el juego a la CEOE? ¿no eras diferente? ¿O eres diferente sólo a la hora de pedirme que compre en tu tienda? Hace poco hubo una huelga general y ahí salían los pequeños comerciantes con su derecho a abrir, su derecho a trabajar, su derecho a no se qué… vale, todos esos son tus derechos, pues no me vengas a llorar, haber cerrado.

Vale también, supongo, mi derecho a gastar donde  me de la gana. No me pidas un acto de solidaridad militante con mi salario cuando no veo una pizca de solidaridad en ese sector (salvo honrosas excepciones) que en tiempos de tribulaciones hace la guerra por su cuenta y ve las relaciones con su entorno en términos de “sálvese-quien-pueda”.

Tengo poco dinero y quiero tener algún detalle con mis seres queridos. ¿Me pides solidaridad cuando no la tienes conmigo? Si a la hora de la verdad piensas como el dueño de Zara o del Corte Inglés, te pondré en términos de igualdad con Zara, El Corte Inglés o quien sea. Y lo poco que compre lo compraré donde tenga mejor relación calidad/precio. No me vengas a pedir que me gaste en tu comercio mi salario, cuando no fuiste capaz de cerrar un mísero día por sacar cuatro euros más. Ahora quieres mis euros, haberlo pensado antes.

En agradecimiento a la actitud del pequeño comercio en la última huelga general, a la hora de gastar en pequeños detalles para mis allegados pienso tener mentalidad de liberal. Fomentaré la competencia y gastaré en aquel competidor que satisface mis (escasas) pretensiones de gasto dándome lo mejor por menor dinero. Que será aquel que controle los canales de distribución, tenga ventajas competitivas por razones de horarios, superficie o cualquier otra y consiga sus mercancías más baratas por su posición dominante en el mercado. Porque mis euros van contados en tiempos de crisis y como ninguno me ayuda, ni el grande ni el pequeño, y algo voy a gastar, pues me tiro al mejor postor.

Si tengo que gastar, me solidarizo con quien se solidarizó conmigo.  Sólo unos pocos pequeños comercios (entre los que se incluye el mío, por cierto), cerraron en la huelga general. Para ellos, mi esfuerzo y mis cuatro euros. Para el resto, no me digas ahora “yo soy más cercano”, demuéstrame la cercanía. A ver cuando el pequeño comercio empieza a darse cuenta de que está más cerca de los problemas de los trabajadores que de los jefazos de la CEOE. Y a ver si eso cambia su mentalidad.

En resumen. Tenemos a Decomisos Pepe, que vende cámaras de fotos, videoconsolas, radios. Y tenemos a MediaMarkt.  Decomisos Pepe está en mi barrio y vive a duras penas. Media Markt tiene diez superficies comerciales enormes , controla los canales de distribución, es un category killer, consigue precios baratísimos. Si Decomisos Pepe, consciente o inconscientemente, le hace el juego a MediaMarkt ¿por qué me pide que no se lo haga yo?

Y a los pocos militantes sobre los que pueda influir, les digo que no caigan en la trampa, que hagan lo que les salga de las narices y que no olviden, ahora que empiezan las campañas de “compra en tu barrio”.

Qué vengativo ha quedado todo esto.

The_Revenge_of_Shinobi_Coverart

Anuncios

Un comentario en “¿Comprar en pequeño comercio en estas fechas? En principio, paso

  1. Tiene gracia. Hoy mismo la dueña del pequeño comercio donde recogemos la cesta de productos ecológicos de nuestro grupo nos ha entregado ese mismo papelito que comentas enmarcado en la campaña de consumo responsable de la Asamblea correspondiente. No cerró cuando la Huelga General del 14-N pero, ojo, sí cuando hubo puente el 8-D. Sin comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s