Acampada: Estrategia, peligros, perspectivas

Las movilizaciones surgidas tras la convocatoria de “Democracia Real Ya”, a nivel estatal, han conseguido los siguientes logros:

–         Poner en jaque a la clase política. Existen las clases sociales y una es la clase política, políticos profesionales de carrera dedicados a los negocios y al mamoneo. Esta clase social parasitaria, que creía tener el monopolio de la política, se ha visto ampliamente cuestionada por un sector importante de la población.

–         Demostrar que la gente SÍ se mueve contra la crisis, contra la farsa continuada. Las personas tenemos aguante, pero también decimos basta.

–         Crear comunidad. Se ha conseguido que las personas se preocupen por lo que les pasa a otras personas y no tengan miedo. Las sucesivas amenazas de ilegalización, los sucesivos golpes que ha intentado dar Herr Rubalcaba sólo han encontrado una respuesta masiva de rechazo. Se han creado además numerosas herramientas de debate en las que gente sin experiencia podía expresarse sin problemas y romper las barreras mentales que podían tener, porque muchas veces la peor censura es la que se aplica uno mismo.

–         Plantar una semilla en los barrios para que esto no se pare. Esto es lo que sucedió ayer, cuando en las plazas de Jacinto Benavente y El Carmen se crearon numerosos grupos de barrio para extender las expresiones de indignación. (recordad: La Guindalera, 12h, Plaza de S. Cayetano)

El número de ciudadanos que está hasta las narices de la corrupción política, de la falta de transparencia y la dictadura de los bancos es amplísimo. Pretender reducirlo a una cifra de un día concreto de concentración, como pretendía hacer Pedro J. Ramírez, es el absurdo. Primero, porque si queremos contar cifras habría que sumar todas las personas que individualmente han acudido a las manifestaciones del domingo, a las comisiones, a las actividades, a las concentraciones y demás, no sólo en Madrid sino en toda la península. Segundo porque no todos los que están de acuerdo van, porque a la gente le cuesta moverse. Tercero porque no hay más que ver la abstención y la cantidad de votos en blanco y nulos, teniendo además en cuenta que mucha gente descontenta SÍ ha votado. Cuarto porque a nivel de calle nunca se ha escuchado tanto hablar de un tema.

Falta concretar y eso es en lo que se está ahora. Concretar ya sería mucho más de lo que hace PPSOE, que es un ente bicéfalo que siempre está insultándose, pero aun así es preciso. Incluso es fundamental  sacar unos mínimos de amplio consenso popular y no irse por las ramas y creo que las personas que participan son capaces de sacar cinco o diez propuestas básicas de reformas elementales por pura higiene democrática.

¿Qué estrategia seguir ahora?

Pérez-Reverte, el cuál me cae bien pese a ser un nacionalista y bastante chulo, ha dado algunas claves en su twitter.

#acampadasol Ha nacido,en mi opinión,una temible,incruenta y modernísima forma de guerrilla urbana.”

“Me pregunto (sin respuesta, sólo me lo pregunto) si no sería más eficaz la táctica de guerrilla.”

“Golpear simbólicamente, disolverse, volver a golpear en caso necesario.”

“Disolverse, reunirse, golpear con la palabra y la dignidad y desaparecer de nuevo. Hasta la próxima.”

“Concentrarse cada vez,para luchar con la palabra y el número. Abrumando a los canallas,que se sentirían vigilados y no dormirían tranquilos.”

#acampadasol Por eso me preocupa que se mantenga artificialmente lo que ya ha sido un éxito en ese sentido.Que eso pueda matar la eficacia.”

La estrategia a seguir ha de ser la de guerrilla, porque es lo mejor cuando se combate frente a un enemigo de fuerza muy superior. Eso es, golpear y esconderse, morder y huir, aparecer, desaparecer y volver a aparecer por donde menos te esperan, haciendo demostraciones de la fuerza que se tiene.

Esto se traduce a: desmontar la acampada el domingo. Desmontar la acampada de Sol no significa abandonar la consecución de objetivos, lo que significa es replegarse después de haber obtenido una serie de logros muy importantes.

Mantener la acampada por el orgullo de mantenerla es un error táctico que sólo puede conducir al desgaste. No haría falta ni desalojarla. Es muy difícil físicamente mantenerse ahí eternamente. Además las donaciones de alimentos y demás no van a ser eternas. No digo que sea imposible, pero muy difícil.

Mantenerla una semana más era obligatorio. Cuando dijeron que esto era sólo para tocar las narices en las elecciones había que demostrar que no, que esto iba más allá de las elecciones. Una vez demostrado, lo demás es rutina.

Además, estar por estar es una dinámica agotada en general. Mantener viva la hoguera requiere de acciones imaginativas y constantes, no apalancarse en un punto estático. Sólo tendría sentido quedarse para pasar a una ofensiva total y kamikaze (empezar a extender el campamento, okupar edificios cercanos, crear una comuna en pleno centro de Madrid) pero ¿el Estado iba a permitir todo eso? Lo pienso y me gusta esa música, pero el FMI iba a dar un toque de atención a la de tres y creo que el resultado final sería que se montase el Rosario de la Aurora, ¿a dónde conduciría esto? Tal vez empezasen a levantarse barricadas, pero posiblemente la situación se iría de madre.

Alcanzados unos logros muy positivos, el hecho de mantener la Acampada indefinidamente con este formato tiene una serie de peligros.

Un peligro evidente es que mucha gente no está habituada a una participación tan activa, después de la primera semana, que fue extenuante para todos, ¿quién puede ir a todas las asambleas y reuniones? Al final la gente se va descolgando, las asambleas son fácilmente manipulables (quien va a todas cambia lo que se dijo ayer y punto) y un hecho real es que al final sólo mantienen la constancia: los que no tienen otra cosa que hacer, los frikis, los julis contemporáneos (nota: julis = juventudes libertarias, cosa que no existe ya- afortunadamente-) y obsesos de las asambleas en general.

Además las comisiones tienen un ritmo de debate en ocasiones demasiado intenso. Es cierto que veo positivo que la gente se agrupe por afinidades temáticas y debata lo que vea oportuno, pero ya se convierte en tertulia ¡y vaya tertulia! Los locos empiezan a hablar de lo divino y lo humano, de la abolición de toda forma de Estado (chipén oyes), de las necesidades del medio marino o del aborto universal, por no entrar en muchos frikismos que se escuchan (espejos, violines y conspiraciones del 11S). Y nada más lejos de mi intención que impedir que se hable de cualquier tema y que cada uno exprese sus opiniones, pero ¿es el escenario adecuado? Si un trabajador corriente y moliente se acerca por ahí a una comisión política y empieza a escuchar según que cosas, lo único que haces es ahuyentarle porque no se han concretado unos mínimos y la temática alcanza proporciones para asustarse, ¡señor, llévame pronto! Mejor será que hagan clubs de tertulia o centros sociales con charlas sobre todos los temas que se consideren de interés. Pero el nexo que ha tenido aquí mucha gente ha sido el descontento generalizado frente a la clase política y los poderes financieros. La población se ha unido en la acción y en la desobediencia, la acción concreta frente a problemas fácilmente identificables ha sacado a la gente a la calle después de mucho tiempo, por lo que ese es el camino. Hablar del especismo y demás lindezas debe quedar para quien le interese el tema.

Otro peligro evidente es que si esto sigue por seguir – viendo que los únicos que aguantan el ritmo salvaje de asambleas a todas horas son, salvo honrosas excepciones, lo mejor de cada casa – se convierta en un circo. Sin duda me encanta ver así la Puerta del Sol, tomada por la gente que está hasta el gorro, como un espacio liberado de muchas cosas, pero al final se convierte en una especie de campamento de festival hippie. Ya empieza a haber talleres de trenzas (¿o eran rastas?) y una ¡¡comisión de espiritualidad!!  Piden darse la mano al terminar las asambleas para darse buen rollo, cualquiera que lo vea flipa y con razón. El mundo está lleno de gente inquietante.

Lo dicho: estrategia guerrillera, morder y huir, golpear, esconderse, volver a golpear, unirse en la acción, identificar claramente los problemas

¿Qué pasos podrían darse?

Aquí ya entramos en la ficción, pero desde mi punto de vista personal entiendo que:

–         Sacar a la luz los mínimos de acuerdo y unirse en la acción y no en la tertulia

–         Dar vida propia a las Asambleas de los barrios y extender por ahí el descontento

–         Desmontar el domingo la Acampada de Sol

–         Utilizar Sol como símbolo para reuniones periódicas

–         Idear nuevas formas de acción llamativas

–         Mantener una dinámica de movilización, plantear propuestas concretas y si en un tiempo X el Estado no mueve ficha, se vuelve a hacer algo gordo

Así veo yo este fenómeno y entiendo que salvo novedad no hay mucho más que extraer de aquí. Ahora nos toca mojarnos en los barrios, lo cuál pase lo que pase va a ser siempre positivo por la posibilidad de crear lazos con nuestros vecinos, algo que tiene todo bueno y nada malo.

Anuncios

2 comentarios en “Acampada: Estrategia, peligros, perspectivas

  1. Lamento comunicarle, estimado amigo, que las “julis” (Federación Ibérica de Juventudes Libertarias) siguen existiendo (Federación Ibérica de Juventudes Anarquistas). También lamento comunicarle que cuando a los universitarios de sol se les pase la moda, seguirán existiendo. Lástima para usted.

    • Desde luego, me da una pésima noticia, pero podré vivir con ello. Como todos hemos aprendido de nuestros errores, le doy el voto de confianza a las JuLis para que enmienden toda su mala práxis del pasado, se abren nuevos caminos y no quisiera ver repetidos los infantilismos de antaño. Nos encontraremos en los barrios, construyendo y no destruyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s