Más acampada en Sol y los lemmings

Desde luego, en delegación de gobierno de Madrid deben estar tirándose de los pelos por su estulticia suprema. La decisión pardilla de levantar de malas maneras a los dos centenares que dormían en Sol el Lunes no ha hecho sino conseguir que el Martes se presentasen 10.000 personas a las 20:00 y se quedasen a dormir más de 1.000. Me gustaría escuchar las llamaditas telefónicas que se están haciendo. El PSOE cubriéndose de gloria día tras día.

Y es que eso fue lo que pasó ayer. Todo se multiplicó. La Puerta del Sol llena hasta las trancas como hacía tiempo que no se veía. Increíble. Y cuando alguien hablaba, todos escuchábamos en silencio.

Los motivos de las quejas son muy simples:

–         Corrupción creciente

–         Cinco millones de parados

–         Rescate financiero a los banqueros con el dinero de todos

–         Sistema bipartidista que favorece a los partidos más grandes dándoles una representatividad mucho mayor de la que tienen a nivel social, para luego escudarse en “es que el parlamento es la voz del pueblo”.

Hay que contarlo porque los periódicos están superando a los cuentos de Perrault. Los grandes grupos mediáticos no dejan de ser empresas y las empresas grandes tienen interés en que esto siga así. Porque el país lo mueven 37 jerifaltes y el resto somos como el juego aquel de los Lemmings, ¿lo conocéis? Era un juego de hace años para el ordenador, de cuando yo tenía diez o así, en el que controlabas a unas criaturitas llamadas lemmings que tenían muy poco entendimiento, que se dedicaban a caminar hacia delante por una pantalla y tu tenías que poner los medios para que no se cayesen por precipicios y demás, pero si les ponías un muro delante no hacían más que chocarse y volver hacia atrás, y si querías cargarte a todos de golpe, seguían caminando ciegamente hacia el precipicio. Pues bien, nosotros somos los lemmings y el banquero juega con nosotros, con muy poco interés en salvarnos. Estos grupos mediáticos se dedican al desprestigio constante diciendo lindezas del tipo “sí , se manifiestan muchos, pero ¿para qué? No es más que una expresión de rabia de unos niños consentidos”. Los medios de comunicación… habría que preguntarle a Malcolm X sobre esto, ya se sabe, te harán odiar al oprimido y amar al opresor. ¿Recordáis que fueron los medios los que se dedicaron a criticar a la generación ni-ni hace no tanto, poniendo de moda ese término? Ni estudian, ni trabajan, ni hacen nada productivo, sólo piensan en divertirse y hacer el vago… Y cuando los jóvenes se levantan y hacen algo, ¡les ponen a caldo!

Aunque es cierto que las propuestas son todavía difusas, no es menos cierto que hay una serie de ideas fuerza muy relacionadas con los motivos de queja:

–         Cambio de la ley electoral para terminar con el bipartidismo y los modelos de representatividad.

–         Listas abiertas, para poder votar a quien quieras y no listas cerradas en las que hay imputados por corrupción y mangantes profesionales de traje, corbata y cocaína afgana.

–         Castigar a los culpables de la crisis, como se ha hecho en Islandia, incluso con penas de prisión.

–         No más inyecciones de dinero público a los bancos. Los fondos del Estado, para el pueblo, no para los banqueros.

–         Terminar con los beneficios de la clase política. Un tipo por ser diputado ya se puede retirar tranquilo, tiene unas retenciones ridículas en su nómina, es considerado inmune ante la ley…

Estas como digo son ideas fuerza que cualquier persona con ojos en la cara y orejas en los dos lados de la cabeza puede deducir si se pasa un rato por Sol. Están escritas en pancartas por todas partes y se repiten en panfletos, octavillas, carteles, pegatinas, etcétera.  Darle forma a estas ideas por medio de leyes nuevas es posible y es necesario, es fundamental para una mínima regeneración democrática. No se habla de la toma del Palacio de Invierno ni de la expropiación de los medios de producción, sino de una serie de medidas básicas para una democracia medianamente sana. Pero los periodistas, erre que erre, a decir sus historias para no dormir.

Ayer pude estar con muchos conocidos y gente querida por ahí y no me lo podía ni creer. Tanta gente hablando, participando, moviéndose. La gente joven tomando el toro por los cuernos y consiguiendo tantas cosas que nosotros nunca antes habíamos conseguido. Luchando por no dar un paso atrás.

Por eso estuve hasta la 1:30 de la madrugada y tengo intención de volver de nuevo. Esta campaña electoral que hay para el domingo no es en absoluto de mi interés y me resulta patético comprobar como los partidos principales y sus hooligans habituales intentan sacar algún significado a todo esto, culpándose mutuamente y al mismo tiempo con teorías de conspiraciones. Los del PP llegan a pensar que esto lo ha montado el propio PSOE para ¿beneficiarse?. Los del PSOE al tiempo que culpan al PP de la crispación generalizada intentan patéticamente, después de ver los resultados exitosos de la convocatoria, acercarse de la manera más lamentable posible, dando mucha, mucha pena.

De todo lo que está pasando, lo que más me indigna son las reacciones airadas de algunos ciudadanos amargados repitiendo ideas de tronados mentales. Hay una cosa que siempre he sostenido y es que en España la gente se queja de vicio, la envidia es el deporte nacional y cuando a alguien le va bien, los demás no quieren ir ellos también bien, sino que quieren que le vaya mal. Esto se puede ver en numerosas ocasiones y esto no deja de ser la excepción. Primero, repiten el tópico de “perroflautas, anarquistas, vagos, maleantes, ni-nis…” Si en Madrid hay 10.000 de esos, deberíamos preocuparnos seriamente. Luego lo segundo, “estos niñatos lo que tienen que hacer es dejar de vivir de la sopa boba y ponerse a trabajar, ¡cómo yo!”. Esto me ofende personalmente, teniendo en cuenta que tengo dos trabajos, uno asalariado y otro el “emprendimiento” (como les gusta tanto a los tontainas estos lo de los emprendedores, a mi proyecto lo tendré que llamar así). No me quedan horas del día, así que me dedico a restarle horas al sueño y al tiempo libre para ir a Sol una y otra vez. Luego dicen “no estudian, no trabajan, no se buscan la vida”. Debo recordar, aunque no me guste decirlo, que soy Licenciado en Derecho con media de Notable, abogado colegiado, hablo castellano y catalán/valenciano con nivel nativo, inglés con nivel alto, italiano medio y en francés… bueno, en Francia no me moriría de hambre por no saber decir nada. Y La Reina es licenciada universitaria, master, título oficial de inglés. Y además de eso estamos intentando salir adelante con el trabajo que tenemos, más estable el mío, más precario el suyo, y con un pequeño negocio online. Y como la vida es una auténtica decepción, y porque nos indigna la clase política, porque los banqueros nos están jodiendo la vida, porque esto es insoportable, además de emplear el tiempo en todo esto, insisto, le restamos horas al sueño y vamos a todo lo que se cuece, porque esto no hay quien lo soporte. Lo único que lamento por todas estas movilizaciones es que el último libro que estoy leyendo no consigo terminarlo porque no tengo tiempo libre y también lamento que voy a perder la forma física porque no puedo ir a correr como suelo con tanta manifestación. Así que dejen de repetir tópicos, porque son insultos gratuitos. De todas formas ya salió en Público un artículo que definía muy bien a esta gente. Haciendo una analogía, los que se quejan de esto porque les molesta la gente reunida son los mismos que en Argentina miraban para otro lado cuando tiraban a la gente al mar desde avionetas. Habría que verles, demócratas de toda la vida, así los quiere Dios.

Lo que está pasando en Sol es fundamental. Es fundamental protestar y cabrearse, porque hay millones de parados y porque el futuro es muy negro, porque los políticos son una casta profesional de vividores a todo tren que viven en un planeta mental llamado “Politilandia” sin conocer la realidad, porque han dado el dinero de todos a unos pocos banqueros que luego ni dan créditos ni mandingas.

Por eso es importante todo esto. Por eso hay que ir a Sol. Quien pueda dormir, que duerma. Quien no pueda dormir, que pase ahí un rato. Si tienes una hora por la mañana, acude por la mañana. Si tienes una hora por la tarde, acude. Si tienes dos, pues dos. A las 20:00 estamos todos convocados allí, pero si puedes ir antes, durante o después ve, si quieres terminar con la crisis ve allí, porque el partido se está jugando en Sol. Y en otras ciudades hay convocatorias, así que no hay excusas, ve a la más cercana. No valen las medias tintas, esto es lo que hay. No seamos más lemmings de camino al precipicio. Que no te lo cuenten. Ve a verlo con tus ojos.

Violencia es cobrar 600€. Vandalismo es dar dinero a los bancos.

De la Madridpedia, sobre el origen de la Puerta del Sol

Negrete y del Castillo levantaron, en lo más moderno de la villa, fortificaciones, barricadas y fosos, y en el lindero oriental de la misma los rebeldes comuneros construyeron un castillejo y en la puerta del mismo había pintado un Sol. Desde entonces la plaza se llamó de este modo: Puerta del Sol.

Anuncios

2 comentarios en “Más acampada en Sol y los lemmings

  1. Ya era hora de que la gente saliera a la calle. Desde aquí voy intentando enterarme de lo que pasa, pero en los medios dicen tantas tonterías que es imposible. Seguiré atenta a tu blog, a ver qué pasa hoy!
    Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s