Madrid va a oler mal

Acto 1. El (botarate) del alcalde de Madrid decide que como estamos en crisis ha llegado el momento de reducir el gasto público. Sin pensarlo mucho y con un ayuntamiento endeudado en exceso a costa de sus proyectos faraónicos, decide que el lugar por donde sobra dinero es por el servicio de recogida de basuras. Decide que ya no se recogerá más basura los domingos y festivos y que hay que reducir el presupuesto un 15%.

Acto 2. El servicio de basuras del ayuntamiento de Madrid está externalizado, lo lleva a cabo la empresa FCC, propiedad de las hermanas Koplowitz, conocidas por su vida austera y su pobreza. A FCC le dicen que se va a reducir el presupuesto un 15% y ellos deciden que no van a asumir esa pérdida tal cuál, por lo que paliarán esa reducción dejando en la calle a 200 trabajadores, que suponen ese 15% de menos que van a ganar.

Acto 3. Los sindicatos del sector deciden que si se echa a un solo trabajador a la calle habrá huelga del servicio de recogida de basuras a partir del día 21 de Junio.

Acto 4. El ayuntamiento tacha de irresponsables a los sindicatos, porque dicen que en estas circunstancias en las que estamos todos tenemos que arrimar el hombro. Por lo que entendemos que arrimar el hombro ya se puede traducir por ser despedido alegremente.

Así está el panorama. Esta es la realidad. Un trabajador del servicio de recogida de basuras no es precisamente un multimillonario haciendo el trabajo que todos deseamos. Es un trabajador como tantos otros que no tiene más que su fuerza de trabajo y la necesidad de sobrevivir. Y lo hace recogiendo la mierda que generamos todos los demás, en plena noche, montado en un camión bajando y subiendo, moviendo cubos y corriendo por las calles. Madrid no es precisamente la ciudad más limpia del mundo. Los madrileños somos un pueblo bastante cochino y en todo caso lo que haría falta es incrementar o mejorar este servicio. Pero al alcalde lo único que se le ocurre es meter tijera por ahí y a la multinacional FCC no se le ocurre otra cosa que decidir asumir ese recorte tirando a la calle a 200 personas.

Esta es una de las mayores pruebas de la estupidez de la clase política y empresarial. Al ayuntamiento no se le ocurre una bajada generalizada de sueldos de concejales y el propio alcalde, pero bajada de verdad. Ni se les ocurre recortar gastos de asesores que hay a patadas. A las hermanas Koplowitz les duele perder una cantidad de euros que para ellas y sus directivos es ínfima. Nadie piensa reducirse un poquito el sueldo o dejar de comprar polvo de diamantes para beber con Moet Chandon en las cenas de alta sociedad, porque no mola perder el tren de vida ni aunque sea mínimamente.  Los parásitos que gobiernan y los jefazos que mandan en las empresas piden mucho esfuerzo y arrimar el hombro. Pero ninguno se plantea quitarse de gastos superfluos en medio de la crisis porque renunciar a la cuota del club de golf duele más que mandar a la calle a 200 recogedores de basura. Y lo estamos viendo en multitud de empresas, grandes, medianas y pequeñas, en medio de esta crisis. Del tipo que “con gran dolor de su corazón” tira a la calle a su empleada pero no renuncia a comprarse el todoterreno de Mercedes porque así farda cuando se reúne con otros de su calaña. Al final el pagano es el mismo, el currito. Y para un tipo que apenas llega a los mil euros al mes, es un drama recortarle cien o doscientos. Y no digamos ya mandarle a la puñetera calle. Doscientas familias madrileñas más amenazadas con engordar las colas del INEM, sólo porque el alcalde no sabe donde recortar. Y de paso les acusa de irresponsables. Porque lo responsable es irse a la calle a joderse, para que cuando venga el recibo de la luz no lo podamos pagar y nos quedemos a oscuras, o para tener que juntar céntimo por céntimo para pagar el alquiler. No te jode, botarate. Irresponsable habrá sido en todo caso la pésima gestión de este alcalde basada en la obra faraónica y en el derroche constante en sus proyectos de iluminado. Ya verás como no para de acicalarse el nuevo ayuntamiento (el antiguo de la plaza de la Villa era insuficiente para un faraón como él).

Así que vendrá la huelga y será una huelga justa. Porque piden a 200 que asuman su despido con alegría. Y a los demás que trabajen más horas, con menos días libres y cobrando menos. Madrid va a oler mal y es preciso que lo entendamos todos. Porque me conozco la historia y cuando pasen cuatro días con las calles llenas de mierda, la gente va a empezar a quejarse, a decir “que yo no tengo por qué aguantar este olor, que los basureros son unos gilipollas y unos vagos y no se qué”. Y cuando lo empiecen a pensar, tendrán que verse reflejados y pensar ¿qué pasaría si ahora fueses tú el que va a la calle? Los responsables del olor a mierda están sentados en el Edificio de Correos, en la Puerta del Sol, en el Palacio de la Moncloa, en la sede de FCC, del Banco Santander, del BBVA y de tantas y tantas otras.

Me imagino que tendré que desplazarme un poco más, si finalmente comienza esta huelga, para tirar la basura. Habrá que dejar las bosas cuidadosamente al lado del ayuntamiento. A ver si les llega un poco el hedor a los responsables

http://www.20minutos.es/noticia/731061/0/huelga/recogida/basuras/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s