La revolución audiovisual que ha supuesto Lost

Pasado ya un tiempo de reflexión suficiente, podemos volver a hablar del final de Lost. Esta vez no lo haremos acerca de su contenido, sino más bien acerca de lo que ha supuesto esta serie para la televisión.

Lost ha sido una serie revolucionaria. Más allá de lo que pueda suponer su guión y su presupuesto, la revolución se encuentra en lo que ha generado. Una serie que ha enganchado a millones de personas, sí. Pero no a través de canales de televisión con sus respectivos anuncios y demás, en prime time tal o cual día. No. Ha sido mayoritariamente a través de Internet. La gente enganchada a esta serie, entre los que me cuento, la ha seguido en un porcentaje muy importante a base de descargas directas, torrents y demás.

Esto, ¿qué supone? Supone una necesidad de cambio a la hora de pensar la televisión que tenemos.  Aquí el canal Cuatro se hizo con los derechos de la serie y decidió poner el último capítulo a las 6 de la mañana. Preferían ponerlo a esa hora sin anuncios (con lo cuál no les genera ingresos, que es lo que da vida a las teles privadas) antes que admitir que la mayoría de la gente lo descargase de Internet. Y sobre las descargas, en una entrevista a formulatv, Elena Sánchez, la directora de contenidos de Cuatro, declaraba:

Es un asunto muy delicado. Es muy difícil evitar el asunto de las descargas cuando es tan fácil acceder a ellos. A los que pagamos mucho dinero por obtener derechos televisivos o invertimos grandes cantidades en producir series, como hacemos en Cuatro, la verdad es que nos duele, e intentamos evitarlo lo máximo posible. Además, yo nunca me he bajado nada de internet, ni una sola canción sin pagarla. Creo que estamos en una fase de transición, todo esto se tendrá que reajustar de alguna manera porque a base de descargas ilegales la industria no existiría. Hay que tener en cuenta que la gente quiere ver buenas producciones, y cuando hablo de buenas producciones es lo mismo que decir productos muy caros, por lo que habrá que encontrar alguna manera para poder transformar el modelo de negocio en algo que sea viable.

En resumen, que está muy mal descargar y que hay que ser conscientes de que si descargas haces daño a la industria y demás, pero ¿quién hace más daño?. Un canal de televisión puede vivir de contenidos en directo, porque es seguro que muchísima gente va a preferir ver tal evento en el momento de la emisión. De forma que un partido de fútbol trascendental, una conexión de última hora con tal acontecimiento o cosas así van a tener siempre una audiencia acorde al interés que genera. Después, si hablamos de contenido de ficción, entre las personas que ven series siempre se intenta consumir lo antes posible, es como una droga. Si el capítulo está tal día a tal hora, lo veremos a esa hora. Si es un contenido inédito también a nivel de audiencias se va a notar porque quizá te lo puedas descargar después pero si tienes la posibilidad de verlo en un determinado horario sin hacer un gran esfuerzo, lo vas a ver. De esta forma, el canal ABC, cuando emite Lost, sabe que va a tener buenas audiencias aunque siga habiendo gente que lo descargue de Internet. En cierto modo, lo puedes ver en ABC en el día de emisión y si te va mal lo ves al día siguiente descargado pero siempre va a existir esa posibilidad y al fin y al cabo es como verlo en abierto.

Las cosas cambian cuando hablamos de canales que compran los derechos de series. Al final se da un maltrato constante al espectador. Porque el espectador, en televisión es ante todo consumidor. Los canales tienen unas audiencias y a más audiencia mayor interés de los anunciantes por lo tanto más dinero. Si no tienes audiencia alguien que quiere vender un producto no lo va a hacer en tu espacio porque lo que domina el tema es el mercado y no la calidad del producto audiovisual. Cada producto audiovisual en una televisión con anuncios tiene un único fin y es el de atraer anunciantes. Si su calidad encima es buena, pues eso que tenemos, pero si es mala o es basura no importa.  Toda esta lógica es la que hace que multitud de programas aparezcan y desaparezcan de las parrillas con total facilidad. En programas hechos ad-hoc puede ser una pena por la calidad. Pero en las series es peor porque una serie consiste en muchos capítulos y cuando alguien la ve lo que quiere es verlos todos. Analicemos el recorrido de Lost. Primero cae en La 1. Al cabo de un tiempo lo pasan a La 2, todo ello con varios cambios de día y hora de emisión. Luego queda en el limbo y termina en Cuatro, que lo pone un día, luego lo va cambiando de horario para intentar encontrar esa franja en la que va a tener más audiencia y por lo tanto atraer más anunciantes. Todo por supuesto lleno de anuncios y encima doblado, porque nadie considera que algunas personas podemos preferir los contenidos en versión original. De hecho, cada vez más personas dentro del mundo de las series. Total, que intentas seguir la serie y al final no sabes ni en qué canal era ni a qué hora la ponían y además la emisión es de una calidad ínfima. Resulta que existe la posibilidad de bajarte de Internet la serie, al ritmo de emisión original, en su idioma original, y la puedes ver el día que quieras a la hora que quieres. ¿Cómo no vas a verlo?

Los directores de contenidos no ven con buenos ojos la conclusión del párrafo anterior, pero es evidente que cualquier persona con cierta inteligencia lo que quiere es disfrutar de una creación cultural audiovisual y hacerlo de la mejor manera posible. Y tiene la manera de gestionarse todo esto sin intermediarios que le dicen: 1) qué día lo tiene que ver 2) a qué hora lo tiene que ver 3) cuando cortar el episodio (anuncios) 4) en qué idioma verlo. La directora de contenidos de Cuatro habla de la amenaza que esto supone para la industria y por supuesto lo fácil es el típico discurso que nos conocemos de que “esto es una amenaza para el creador”. Lo que pasa es que el creador si crea bien al final se ve recompensado. En mi caso personal, debido a que me he enganchado a Lost me parece correcto tener la serie en DVD, me gusta pagar por eso aunque no creo que todo el mundo tenga por qué hacerlo. Así, pago al creador. Y la Cuatro no ve ni un duro, mala suerte.

Imagino que Lost, como fenómeno de descargas de Internet, debería dar mucho que pensar a la industria. Al final los tiempos avanzan y hay que reinventarse. Lo que ha supuesto la combinación de Lost + Internet es entregar al pueblo llano adicto a la serie el poder de verla cuando y como quiere y eso podrá reproducirse sin duda con muchas más series. La única alternativa que le queda a las cadenas es tratar de distribuir sus contenidos de forma que se respete esto. Quizá habrá que terminar con los modelos de programación que conocemos ahora y pasar a otros más interactivos. Que las teles sean una especie de plataformas en las que yo con un mando puedo seleccionar a través de un menú que serie quiero ver, en qué idioma y demás, sin anuncios. La publicidad que tanto les interesa la podrían insertar en medio de los menús de selección o al principio de cada episodio que uno vea. Este modelo se me acaba de ocurrir y creo que es la única alternativa que tienen las teles para superar este fenómeno. Seguir diciéndome a mí que debo ver tal serie a tal hora, para que luego maltraten al seguidor y al producto con miles de cambios de horario, es simplemente una falta de respeto a todos y una chorrada como un piano.

Anuncios

3 comentarios en “La revolución audiovisual que ha supuesto Lost

  1. Muy interesante la reflexion y la comparto, hay que cambiar el modelo, yo soy partidario tambien de utilizar Internet como plataforma. Porque no emitir en directo en Internet? Ahora empiezan a funcionar los videoclubs por internet, seguro que triunfan.

    Al hilo de lo que comentabas te dejo esta noticia que igual te interesa:

    http://www.20minutos.es/noticia/342135/0/peliculas/gratis/stream/

    Y un poco a lo que iba yo es a lo que hace referencia el final de este articulo (la parte titulada ‘Vídeo bajo pedido, futuro imperfecto’ ):

    http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/imagen-y-sonido/2006/05/01/151447.php

    Teniendo en cuenta que este articulo tiene mas de dos años, creo que el video bajo demanda via internet es algo factible, alquiler desde casa, a mi no me importaria pagar por ver una peli (siempre que no tenga que pagar un paston, por supuesto) al igual que antes pagaba por alquilarla en el videoclub.

    Un saludo.

    • Sí, lo que está claro es que Internet debe suponer un cambio importante en todas las relaciones. Lo que pasa es que luego muchas iniciativas de esas no prosperan porque aquí en África del Norte la gente con Internet aunque parezca mentira no se apaña tan bien como puede parecer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s