Atleti – Athletic

Forma parte del juego de las gradas hacer cánticos provocativos hacia el equipo contrario y su afición. Puede que lo que toque sea animar al equipo propio y para de contar, pero sabemos que no es así. La provocación, el decir cosas para molestar, va en el ADN de las hinchadas. Lo que nos podemos preguntar es, sin embargo ¿hasta qué punto podemos aceptar esto?

Ayer los muchachotes del Frente Atlético volvieron a hacer de las suyas. Entre sus grandes éxitos podemos contar sus “Andrea muérete” (en referencia al hijo de Pedja Mijatovic, enfermo de hidrocefalia, que falleció finalmente el año pasado, imagino que para alegría del Frente) o “Ea ea ea, Puerta se marea” (jugando contra el Sevilla, cachondeándose de la muerte del jugador Antonio Puerta). La pasada noche les dio con la cantinela habitual contra los equipos vascos: “Puta Zabaleta”. Así celebraban el asesinato del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta. Y con “No nos engañáis, Aitor Zabaleta era Jarrai” pretendían, imagino, buscar una excusa para el neonazi que decidió matar al primer seguidor txuri-urdin que se encontrase, como diciendo, “era Jarrai, ergo había que matarle” (y encima no era de Jarrai, ni de Segi, ni de Haika, ni…). Son cánticos que revuelven las tripas por más que se busque la excusa de que contra el rival todo vale. A lo mejor soy un iluso pensando que el fútbol debería ser un espacio lúdico para que todos pasemos un buen rato. Creo que las coñitas entre gentes de distinto equipo le dan mucha gracia al juego, la cosa perdería condimento si después de los partidos no te encontrases a compañeros de trabajo del Real Madrid y hacer (o soportar) todo tipo de bromas. Pero llegar al extremo de desear la muerte de un niño, ridiculizar el fallecimiento de un jugador sobre la cancha o enaltecer el asesinato de un aficionado vasco es propio de mentes enfermas. Tantas como las que genera el fútbol, un deporte apasionante que genera comportamientos asilvestrados y fanatismos sin explicación. Así había ayer una manifestación contra el gobierno y a favor de la huelga general, pasando con más pena que gloria junto a bares llenos de gente viendo el Real Madrid – Getafe, porque nos preocupa más lo que haga Cristiano Ronaldo que ir al paro. Si llegamos a una pasión tan irracional, quizá en el fondo sea lógico que proliferen como setas hinchas mentecatos.

Sobre el partido, decir que el Athletic fue superior es quedarse corto, pero lo que vale son los goles y no consiguieron marcar. Llorente es un prodigio, Gabilondo tiene mucha clase, sin duda va a ser un equipo en la pelea por la UEFA. Por parte del Atleti, queda demostrado que si no hay Tiago no hay fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s