Esto sólo lo arreglamos…

Este invierno ha sido el más gris que mi mente pueda recordar. Y no he visto tanta lluvia desde que pasé la estación monzónica en Tailandia. Por suerte la tasa de paro ya no crece tan rápido, ahora sólo hay miles de parados más, pero no decenas de miles. Además podemos empezar a reír. Amigos desahuciados, amigos desempleados, amigos con reducción de salario bajo la amenaza de ir a la calle, amigos con reducción de jornada obligatoria, amigos endeudados hasta las trancas, amigos todos, os digo una cosa: ¡hay que pensar en positivo! La Fundación Confianza ya nos lo dice, ¡esto lo arreglamos entre todos! Ya podemos dormir tranquilos.

No me salen las palabras para calificar esta campaña. Desde que soy un caballero Jedi en estado de meditación y soledad, desvinculado en plan ermitaño de todo lo posible, me prometí no exaltarme ni utilizar un tono agresivo. Lo que me había venido a la cabeza era tildar a esta gente de gilipollas integrales, mentarles la madre, el padre y todos sus muertos, escribir una serie de exabruptos indignadísimos y demás. Pero no voy a poner nada de eso. Total, sólo nos animan a que como corderitos tiremos del carro, consumamos más y mejor y hagamos moverse la rueda. O sea, que siguen confiando en la oligofrenia generalizada de las masas.

Desde luego, jeta tienen un rato. Esta campaña es una desfachatez indignante. ¿Quién está detrás de esta Fundación Confianza? Al loro cantimploro:

  • Abertis
  • BBVA
  • Caja Madrid
  • Cámaras de Comercio
  • Cepsa
  • Endesa
  • El Corte Inglés
  • Iberdrola
  • Iberia
  • Indra
  • La Caixa
  • Mapfre
  • Mercadona
  • REE
  • Renfe
  • Repsol
  • Santander
  • SEOPAN
  • Telefónica

Una colla de angelitos causantes directos de la crisis nos anima a que recuperemos la sonrisa. Están apesadumbrados porque reina el pesimismo en la sociedad y no se lo pueden explicar. No hombre no, si hay miles de razones para la felicidad. Oiga, usted, deje de llorar, vuelva a gastar como antes, nos está amargando la vida con esa cara de pie, total, porque toda su familia se ha quedado en el paro y tiene usted cincuenta y cinco años, no es para fastidiarnos a los demás. Ande, ande, si todos juntos ponemos un poco de onda positiva, ya verás como vienen las buenas vibraciones.

A estos de la Fundación Confianza, que nos han metido en este tinglado con sus tejemanejes durante años, sólo puedo desearles que se vayan a la mierda, eso sí, with sugar on top.

Claro, al personal, que empieza a estar cansado, lo que le viene es más Desconfianza. ¿De quién van a fiarse? ¿del Banco Santander? ¿de Telefónica? ¿de las Cámaras de Comercio? ¿de Rajoy? ¿de ZP?  Por eso ahora salen webs que hacen la contra a esta campaña:

http://estosololoarreglamosentretodxs.org/

http://estosololoarreglamossinellos.org/

Confío en que de ahí salga algo interesante. Yo creo que esto sólo lo arreglamos estilo Walter Sobchak. No se que hacen estos tipos pidiendo confianza, buen rollo y alegría, a mi lo que me extraña es que no estén los barrios ardiendo como en París hace años o como en Grecia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s