Atleti – Panathinaikos

Ultimamente hay algunas novedades vitales. Dejo atrás con pesar una etapa de compromiso importante (que quien sabe si retomaré) e inicio otra de compromiso mucho menos importante y bastante irracional. Amigas, este año tengo abono del Atleti. Es la segunda etapa, la primera fue cuando bajamos a segunda, un añito en el infierno que fueron dos (yo me conformé con uno) batiéndonos con Córdoba, Albacete, Leganés…

Ayer lo estrené viendo la previa de la Champions, contra el Panathinaikos. Tiene su gracia el ritual de ir allí. Todos los personajes que van en Metro. La cantidad de cafres que van por ahí, además de un número de fachas que asusta. Con la paradita en Pirámides y a seguir el río rojiblanco, dejando atrás bares llenos. Es fascinante como una cosa tan tonta como dar patadas a un balón arrastra a tanta gente, a la vez que preocupante. Y la incoherencia personal que supone. En el fondo, estás acudiendo ahí, a ver a millonarios pegar patadas a un balón y a pagar a los Gil. Es lo más estúpido que puede hacerse, y sin embargo…

La pandilla del Atleti la formamos mi padre y yo, dos amigos de mi padre (Vara y Galán) y un par más que no se como se llaman. Como el partido de ayer era de la previa de la Champions, había que pagar 20 euros y además había mucha gente de vacaciones, la configuración de esta peculiar pandilla era distinta, con Vara y varios amigos suyos ocupando los sitios. Nuestro sitio está subiendo todas las escaleras posibles, mi padre se va a cagar cuando estrene su abono. Verse se ve bien.

Lo que fue el partido… poco que decir. A los cinco minutos los griegos se marcaron gol en propia puerta y eso fue todo lo que estuvieron dispuestos a hacer, como si la cosa no fuera con ellos. Lo mejor que aportaron fue el hecho de que por ser griegos tenía que haber un traductor en megafonía que hablase dicha lengua. Y así estaba, con “numero penta”, “numero enea”. Más allá de eso parecían once muertos. Los nuestros, visto lo visto, tampoco hacían mucho.

Diría que lo más destacado fue el bocadillo de albóndigas que me comí en el descanso, que fue de hecho uno de los mejores bocadillos que he comido jamás. Porque la segunda parte tampoco aportó demasiado. En el Panathinaikos juega un argentino, Leto, que posiblemente fuera el único que tenía algo que aportar, no me explico como le dejaron en el banquillo en la ida. Más allá de sus carreras, todo lo que hacían era pegar patadas en el centro del campo. Total, ya iban perdiendo la eliminatoria por un global de 4-2, por lo menos se quedarían a gusto.

Cuando un partido es tan soberanamente aburrido, quizá el mayor entretenimiento es fijarse en lo que lo rodea. La gente por donde nos sentamos era moderadamente normal, lo cual quitaba mucha gracia al asunto. Así que visto esto, no me quedó más remedio que fijarme en lo único que se movía: El Frente Atlético. Si digo que la mayoría me parecen gentuza, me quedo corto. Que es un nido de organizaciones fachas, lo sabemos todos. Que habrá buena gente, me lo imagino. Animar, animan un rato, al Cesar lo que es del Cesar. Diría que el 75% del tiempo dan mucha vidilla y se centran en animar al equipo única y exclusivamente. El otro 25% se divide en insultos y exabruptos, fundamentalmente en “hijos de puta Real Madrid”. Ayer además les dio por arremeter contra Reyes, un tipo que tiene menos ganas de jugar al fútbol que mi bisabuela Ruperta (que en paz descanse) aunque le sobre calidad, pero eso no es motivo para pasarse veinte minutos con el “Reyes muérete”… y eso que el chico estaba en el banquillo. Cuando salió, lo hizo encabronado, pero solo tuvo cinco minutos. Lo curioso es que la mayoría de la gente silbaba al Frente Atlético cuando les daba por sobrarse.

En el campo, poca cosa. Asenjo apunta a porterazo. Juanito, veterano pero cumple bien. Heitinga, más centrado que el año pasado (parece). Assunçao, nadie le ve, pero como se lo curra. Al final, una jugadita del Kun Agüero hizo el 2-0. La jugada fue buena, pero el partido un tostón como pocos.

A la vuelta en el Metro, uno del Frente Atlético iba pavoneándose ante unos chavales que no conocía de nada de que en un viaje al País Vasco entraron a una herriko taberna a dar una paliza a todos los proetarras. Menudo fantasmón.

Y nada, me perderé el primer partido en casa porque uno también tiene sus vacaciones.

Anuncios

2 comentarios en “Atleti – Panathinaikos

  1. Pues ayer os dieron una tunda maja xDD

    Aqui el Utrecht ha empezado fuerte ganando tres partidos y empatando uno, a dos puntos del lider con un partido menos, no esta mal, a ver si algun dia me acerco al estadio con mis colegas los hooligans xDD

    Un abrazo compa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s