“Europa, vieja y podrida prostituta”

Desde una perspectiva militante, en general los procesos electorales despiertan un sentimiento de desapego. El trabajo a pie de calle consume tanto tiempo que da rabia que todo se reduzca a un mero electoralismo. Y esto lo dice quien ha sido dos veces candidato.

En general, a ciertos niveles, es todo un circo tan lamentable que da hasta vergüenza pensar en votar. Sólo tratándose de formaciones minoritarias puede uno votar a gusto, quizá por eso de morir de pie antes que vivir arrodillado.

Ahora se acercan las elecciones europeas, unas elecciones que en general no han interesado a nadie demasiado. La mayoría de la gente ni vota y los del PP o PSOE se vuelven locos pensando que quien gane esto es el que ganará las elecciones estatales de 2012.

Con lo que veo por ahí, la verdad es que no creo que un parlamento sirva para demasiado. Muchos partidos caen en el parlamentarismo, se olvidan de la acción política en el mundo real y se dedican a trabajar en comisiones que a la gente de la calle, la gente que no llega ni a mileurista, le son indiferentes. Pero eso no significa que el parlamento no pueda servir. Yo creo que sí que sirve, sirve para utilizarlo como altavoz, como espacio de reivindicación. Es colarte en la casa de tu enemigo, meterte en el salón y contarle alguna que otra verdad. Es la principal utilidad que le veo, más allá de las comisiones inútiles y la labor legislativa, completamente limitada.

Esto cobra mucho más sentido en las elecciones europeas, ya que el parlamento europeo en sí mismo no sirve para demasiadas cosas, más allá de ser un espacio de ¿entendimiento? a un nivel interestatal bastante amplio.

Cuando se presentan unas elecciones, lo que me suelo plantear es lo de no votar (incluso cuando voy yo en las listas), pero al final una fuerza superior me puede. En estas tengo claro que sí votaré, y lo haré a la plataforma Iniciativa Internacionalista, colaborando en la medida de mis posibilidades en algún grupo de apoyo.

Concuerdo con su manifiesto punto por punto y con su análisis de la actual situación. Por eso mi voto va ahí directo, aunque sea un pequeño voto rodeado de tantos votos PPSOE que habrá. Pero este pequeño voto será un voto contra la crisis generada por los ricos, a favor de los servicios públicos, contra la discriminación de género o el derecho de los pueblos a decidir su futuro. El voto de la Europa socialista y de los pueblos frente a la Europa capitalista y de los Estados. Yo lo tengo claro, el 7 de Junio me daré el gusto de votar Iniciativa Internacionalista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s