Sobre el crédito

Bueno, yo no es que sea un experto en economía, pero igual por aquí se pasa algún economista de buena voluntad dispuesto a echarme un cable y a ayudarme un poco a entender.

Al parecer (no se si os habréis enterado) estamos en crisis. Yo lo escucho por todas partes y hay datos alarmantes de aumento del paro. Luego sale Leopoldo, el de la “Crisis Ninja” además de muchas otras explicaciones de expertos con más o menos gracia.

Según se dice, una de las cosas que han causado la crisis es todo esto del crédito. Desde las hipotecas hasta el crédito para pagar el plasma. Se han liado los banqueros a dar créditos pero luego resulta que la gente no podía pagarlo, por lo que se pierde liquidez. Un poco resumidamente podríamos decir que ha pasado algo de eso, ¿no? O sea, yo, Pepito, me meto con lo de la hipoteca, pero me va subiendo el interés variable y además la vida está más cara y llega un momento que ¡zasca! No se puede pagar. Como diría el Botx, “¡catacrack!”.

Como no se puede pagar hay un pitote del copón, porque además hay muchas casas que ni se pueden pagar ni hacen falta, entonces todos los que trabajaban en la construcción se van al paro y como la construcción era el motor de la economía, pues se va generando una hecatombe en cadena que nos va mandando a totes a fer punyetes. Bé.

Yo igual no me entero muy bien, pero parece que una de las cosas clave en esta crisis, según lo que yo he entendido desde mi ignorancia supina y lo que han dicho en la tele y en la radio es eso, que lo del crédito ha sido uno de los generadores de la crisis. Esto por dos cosas, según yo deduzco

1.- Porque los bancos se han liado a dar créditos porque ellos no hacen un favor con eso, sino que ganan dinero y compiten entre ellos. Algo de eso decía Marx, lo de la competencia entre burgueses y tal. Si el BBVA da créditos a estos, yo, que soy el Santander, tengo que ser competitivo y dar crédito más fácilmente, ¿no? Y luego está lo del genio de Credial y todos estos…

2.- Los liberales hablan mucho de la libertad del individuo y yo puedo decir que eso del individuo por encima del colectivo, yo no creo en ello. Pero sí que creo en la estupidez del individuo. Vamos a ser un poco honestos, aquí a base de créditos hemos querido vivir como marajás. Bueno, “hemos” no, yo no he pedido crédito nunca. El tema es que la gente ha ido pidiendo crédito hasta para comprarse una vajilla, entonces eso se llama vivir por encima de las posibilidades de uno, es bonito un tiempo hasta que te pegan la bascollá y ahí nos reímos menos.

Total: que ha habido mucho crédito y esto ha sido un pedo total.

Entonces, visto esto de que el crédito ha sido lo que ha causado buena parte de este tinglado, ¿alguien me puede explicar por qué el mentecato del presidente no hace más que pedir a los bancos que den más créditos?

Yo estaba ya bastante convencido de la estulticia absoluta de nuestra clase política, pero esto pasa de castaño oscuro.

¿Qué sentido tiene que den más créditos? Vale, ahora dame crédito para que yo pueda comprar más casas, para que construyan más casas, así el sector de la construcción no se arruina, así no hay crisis. ¿Ese es el argumento? Porque si hacen todo eso, yo lo que veo es que ahora van a dar más crédito, se compran casas diez años y dentro de diez años estaremos peor económicamente y encima con todo el territorio deteriorado.

¿De qué sirve ese empeño en construir más casas indiscriminadamente? ¿No se dan cuenta de que se ha acabado la gallina de los huevos de oro? Si hay cientos de miles de casas vacías, copín, copón y copete, ¡no hace falta construir más! Hay una gracia que ha pasado mucho, es ese tipo que tenía una casa en propiedad en Madrid pero resulta que le han puesto una “urba” guapa en Sanchinarro, al lado de un Hipercor, con piscina y pista de padel, entonces el pive se mete en hipoteca para la casa nueva y piensa que en cuanto venda la casa antigua ya se le soluciona el percal… claro que se le está quedando cara de tonto cuando dos años después su casa sigue con el cartel de “SE VENDE” y el muy gañán baja el precio un 1%, a ver si así algo cae…

Con los coches pasaba algo parecido, decía ZP hace un par de meses que había que ayudar a que se fabricasen más coches. Vale, vamos a ayudar a que se fabriquen más coches, pero ¿para qué queremos más coches?

O sea, este tarambana lo único que nos propone es que hagamos como que no pasa nada, vamos a meter un poco de dinero para que la economía funcione cinco años más, luego mejor todos cerramos los ojos muy fuerte y cuando los abramos, ¡oh, sorpresa! Viviremos en el país feliz, en una casa de gominola de la calle de la piruleta. Este tío es para meterlo debajo del agua.

Yo lo que haría sería lo siguiente: mandar lo del crédito a tomar por culo.

A ver si alguien me explica un poco esto, que estoy “embolicao”. No le veo el sentido a eso de querer dar más crédito para comprar más casas que no hacen falta. El líder de la oposición no sólo no propone nada sino que además su partido se le cae a cachos, la Rosa Díez es una nacionalista española que no propone nada más que perseguir nacionalistas por todas partes, Cayo Lara es inservible y Llamazares más, el vicepresidente económico del gobierno se quiere borrar del mapa porque está con un canguelo que no se aguanta y el presidente es un inútil que no se entera de la misa la media y encima quiere crear una ficción para el crédito.

Así que en vista de todo eso, lo que yo he decidido momentáneamente es dedicarle al presidente ZP, debido a su obsesión con que den más crédito, el soliloquio de Segismundo, que dice así:

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son

Pedro Calderón de la Barca

Anuncios

2 comentarios en “Sobre el crédito

  1. El sentido de dar más crédito no es otro que el de poner más parches para mantener el sistema en funcionamiento. No sirve ni para mejorar la vida de las personas ni para nada de eso. Lo único que hace es generar más deuda hacia las entidades financieras, las cuales reciben dinero con el que seguir manteniendo el castillo de naipes que es la economía mundial. Es lo que pasa cuando el sistema monetario no está respaldado por recursos o bienes tangibles reales y cuando se maneja varias veces más dinero del materialmente existente.

    • Hola Ramin

      Pues así es un poco como yo lo veo, es poner la venda en los ojos para no ver la catástrofe.

      Vaya clase política que tenemos más nefasta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s