Los cronocrímenes, Vigalondo y el cine español

Agustín Díaz Yanes dijo en una entrevista que el cine español le parecía “gilipollas” y yo estoy completamente de acuerdo con esta afirmación. No es una cuestión de pro o anti españolismo, es más de buen gusto. Por buen gusto afirmo que ver jugar a la selección española de fútbol es terroríficamente maravilloso. Del cine español diría todo lo contrario.

El problema que tiene este cine es que se ha convertido en un género en sí mismo. Son esas pelis progres, moralistas, que te quieren comer el tarro con mensajes de buen rollo. O eso o comedias caspositas. No hay comedias, o ciencia ficción o aventuras de cine español, eso es una pantomima. Lo que hay es o bien comedias del cine mundial, o thrillers, o cine negro mundial, o pelis mundiales de aventuras o dramas mundiales y otro género en sí mismo es el “cine español”.

Este rollo hace que el cine local sea mayoritariamente previsible y apenas hay esperanza de que en la península ibérica salga alguien que haga cine del género que sea y de calidad, que no sea ese subgénero lamentable.

Como el año pasado me porté muy bien, los Reyes Magos que todo lo ven me trajeron el DVD de la peli “Los Cronocrímenes de Nacho Vigalondo. Le tenía muchas ganas a esta película, pero cuando pudo salir no tenía distribuidora, después salió y andábamos la reina y yo pululando por el mundo, cuando volvimos no se podía ver en salas, intenté que me la trajeran en mula y no hacían más que traerme pelis porno. Una desesperación, oiga, poder ver esta película. El caso es que finalmente cayó en mis manos.

De Nacho Vigalondo había visto dos de sus cortos, el famoso 7:35 de la mañana (que fue candidato al Oscar, lo cual a mi me da igual) y otro llamado Choque, tenían su gracia pero no me llegaron a convencer del todo. Pero las opiniones de este hombre sobre el mundo del cine me resultaban simpáticas, así que verla se convirtió en mi objetivo vital durante un tiempo. Y lo hice. Vi la película.

Lo primero que le agradezco al señor Vigalondo es que haya hecho una cinta de género que se sale finalmente del terrible subgénero patético del cine español, lo cuál ya es algo. Se ha currado una cinta de ciencia ficción con algo de aroma a serie B (y la serie B, en la vida, mola, porque el Boñar es serie B y mola y así con muchas cosas) y ha roto con la rutina que hay por estos lares en el terrible cine de esta zona del mundo. Este cántabro es un atrevido, demonios.

(Karra Elejalde y Candela Fernández, viendo algo en el bosque)

Pero es que además a mi la película en sí misma me ha gustado. Va de viajes en el tiempo, un tema muy tratado en la ciencia ficción. Un hombre anodino que se ve envuelto en una situación estrambótica al ver con sus prismáticos a una chica desnuda en el bosque. Al final acaba viajando en el tiempo y todo acaba por ser raro, bizarro y fenomenal, que son tres adjetivos que le van de maravilla a esta cinta. Creo que para amantes del género merece la pena, acaba siendo una comedura de tarro…¡todo es un bucle infinito o qué! ¡Vigalondo encuéntrame y explícame que fue antes, el huevo o la gallina!… y encima ha hecho esto con cuatro duros y cuatro actores.

Los actores están a buen nivel todos, además le informo a la reina de que si ella me abandonase me iría con Bárbara Goenaga, a la que intuyo enamorada de mí, pero yo no la hago caso. Karra Elejalde me fascina, el propio Vigalondo lo hace bien, quizá flojee un poco Candela Fernández, que hace de la mujer de Elejalde.

El DVD en sí mismo también está genial. A mi me gustan los DVD, me gusta tenerlos ahí en la estantería, ordenaditos, y como si fueran mascotas les acaricio el lomo. Los hay más cutres, los que regalan con los periódicos, los hay que son cutres y encima no eran regalados, otros son decentes y otros están, como dirían las nuevas generaciones, “to guapos”. Este está “to guapo”. En la película hay viajes en el tiempo del personaje principal y el DVD incluye el montaje de la película en orden cronológico, lo que es una locura interesantísima que yo disfruté como un enano.

Por eso desde el momento en que vi la película me declaro siervo samurai de Vigalondo y lo que me pida lo haré aunque me cueste la vida. Por ser un señor bravo y valiente dentro del mundillo basurilla que es el progrecinespañol.

Anuncios

2 comentarios en “Los cronocrímenes, Vigalondo y el cine español

  1. Respecto a lo del cine español, ¡Cuanta razón! por lo visto van a hacer una “Spanish Movie”, tipo Scary Movie pero con peliculas españolas en lugar de de género. Fácil.

    Y lo de Bárbara Goenaga también lo entiendo, si de siempre se me ha parecido a Auro!

    Los Cronocrímenes no la he visto, pero ahora se que tendré que hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s