Amores que vuelven a llamar a nuestra puerta

Me suele ocurrir que a la hora de manifestarme de cara al exterior muestro mi faceta seria y concienciada a alguna gente y la bizarra a otra, sin mezclarse. He decidido que esta bitácora por fuerza va a reunir las dos facetas, lo que dejará anonadado al personal.

Amigas y amigos, hoy voy a hablar del amor. El amor es un sentimiento químico que hace que te salgan burbujitas del estómago, los ojos te hagan chiribitas, te falte el aire y te agilipolles.

El ser humano ha hecho millones de locuras por amor. Juana la Loca la lió parda por amor y Kay Adams se metió en el turbulento mundo de la mafia por amor a Michael Corleone. Luego está el amor de Dios, que es otra historia.

A lo largo de una vida podemos hacer distintas aproximaciones al amor, porque nos coge en distintos grados de madurez que nos hacen enfrentarnos a tan complicado sentimiento de muy distinta manera.

Pero si algo está claro es que ninguno olvida su primer amor. Por eso, estando yo pululando por el mundo, decidí que al regresar a Madrid, volvería a jugar a la Mega Drive. Y bien que lo estoy haciendo.


Este invento japonés fue uno de los grandes bombazos en la historia de los videojuegos. Diría que incluso fue el gran bombazo, pero los que jugaban a la Super Nintento dirán que naranjas de la China. Dejémoslo en empate.

A nivel de capacidad, se trataba de una videoconsola de 16 bit que funcionaba con cartuchos. Estos cartuchos, por cierto, parecen a prueba de balas. Sólo hace falta limpiarlos de vez en cuando con un bastoncillo de orejas y alcohol de 90 grados y así va de vicio.

Los que somos de la primera mitad de los 80 somos esa generación que todavía jugaba en el parque y que al mismo tiempo le empezó a dar a los videojuegos caseros (a las maquinitas en las salas de vicios ya jugaba la generación anterior). Aunque antes tuve una Atari y después otras, con ninguna me pegué tantísimo vicio como con la Mega Drive.

Sin duda, juegos como el Sonic, Golden Axe o Street of Rage fueron grandes hitos. También, por supuesto, el mítico Street Fighter 2.

Como en muchas historias de amor, tuvimos nuestros desencuentros. Cierto día olvidé el romanticismo y decidí vender la inmensa mayoría de mis juegos. Gracias a eBay he podido recuperar algunos. Ahora tengo un pequeño pack, con mucha mierda pero también con grandes joyas como el mentado Sonic, el célebre juego del mundial de fútbol Italia 90 y “The Revenge of Shinobi”.

Ahora que nos hemos reconciliado, ¿tendremos tiempo de recuperar el tiempo perdido?

(si queréis ver la primera pantalla en una partida perfecta,
pinchad aquí. El dueño del video no deja insertarlo, hay que verlo en youtube)

——————

Y, dicho esto, si alguno de ustedes tenía dicha joya y quiere deshacerse de sus viejos videojuegos, que no dude en ponerse en contacto conmigo.

Anuncios

4 comentarios en “Amores que vuelven a llamar a nuestra puerta

  1. Ido la tiene en Algorta y nos la vamos a traer para aca xDDD Esas cosas no se tiran hombre!

    Como dato friki cuando me iba a ir a vivir a casa de mi abuela pensaba pillar el ordenata viejo meterle un mame32 ir al leroy merlin, comprar unas tablas y construirme una maquina recreativa en toda regla, ya tenia mirados hasta los mandos que iba a comprar pero al final la vida me ha mandado por otros derroteros. Otra vez sera.

  2. Acabo de formatear y ya tengo conexión decente, decirte que ultimamente mi gran colega el oso ha obrado del mismo modo que tu y ha recuperado su megadrive y la Nintendo 64, ¡que vicios neng!

    A lo mejor algún domingo nos juntamos de partida de mus comida y birra en abundancia y luego tarde de vicio. Asi en plan QVMT.
    TOMA TOMA! La última locura del Antonio, pues no va y me dice que ha recuperado la megradriva, flipa tio flipa es mejor que ver armaggeddon.

    Un abrazo

  3. Albareto, tu dato friki es sensacional y espero que al final acabes desarrollando tu proyecto

    Superpawer, desde luego es infinitamente mejor que ver armaggedon. Ya caerá la SNES despues

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s