Carlos Palomino y la hipocresía mediática

Aquí donde me veis, soy un inocente. Yo sigo pensando que sería genial que existiesen medios de comunicación honestos y objetivos pero eso es una quimera inalcanzable que nadie verá nunca en este mundo.

Como sabemos, los medios de comunicación son empresas. Estas empresas tienen una serie de intereses económicos que se ven relacionados con grupos políticos. Si quieren informar, no lo sé, pero lo que está claro que no quieren es tirar piedras contra su propio tejado. Cierto es que serían estúpidos de hacerlo.

No es ningún secreto que el diario “El Mundo” está alineado con el Partido Popular, al igual que el ABC y La Razón. Y los diarios Público o El País están alineados con el PSOE.

Lo que marca la línea editorial es el interés empresarial de las sociedades mercantiles que poseen los periódicos y no unos postulados éticos o ideológicos. Así tenemos el caso de “El País” y el Golpe de Estado de Venezuela. Los intereses del grupo PRISA, según cuentan las malas lenguas, chocaban directamente con los del pueblo venezolano. Así que fue el periódico de los progres el que más propaganda hizo a favor de los golpistas.

Todo esto viene a cuento de la propia dinámica de esta semana. Esta semana ha sido una semana de recuerdos en la que hemos tenido muy presente aquel fatídico 11 de Noviembre en el que asesinaron a nuestro compañero Carlos. Y entre estos recuerdos, uno no puede dejar de recordar el inmoral comportamiento del cuarto poder. No por ser esperadas dejan de escocer la sarta de falacias que se dedicaron a escribir en aquellos días y, lo que es peor, el tratamiento directo respecto a la víctima, dando a entender que en realidad todos habíamos salido ganando al tener entre nosotras “un violento menos”.

Las comparaciones son odiosas, pero a veces es mediante analogías como podemos ver como cambia el tratamiento mediático y cómo hay víctimas que no reciben el mismo apoyo que otras. A mi que se apoye a familias que han perdido a un ser querido víctima de enfrentamientos con raíz política me parece estupendo, porque el dolor de una pérdida merece siempre la comprensión de todos. Por eso cuesta tanto digerir el hecho de que los creadores de opinión den un tratamiento tan triste al asesinato por razones políticas de un chaval de 16 años.

Vamos a recordar algunas de las lindezas que se dijeron:

1.- “Pelea entre bandas”: Cada vez que hay alguna agresión ultraderechista, los medios de comunicación salen a la palestra con esta calificación del hecho. Que seamos opciones políticas minoritarias no nos convierte en ñetas ni Latin Kings. Lo curioso es que cuando la izquierda hace algo, los columnistas dejan bien clara la filiación política del que ha podido llevar a cabo la acción. Así, el problema es político cuando es la izquierda quien actúa. Cuando la ultraderecha (y esto es la mayoría de las veces) mata o da palizas, se le da un contenido de marginalidad, “son peleas de bandas”. Así enterramos la raíz política del suceso y miramos hacia otro lado. El asesinato de Carlos Palomino no fue una excepción en este asunto.

2.-“Iban a boicotear el acto”: Cuando lo de las peleas de bandas dejó de sostenerse, se pasó a la justificación. Los malvados antisistema iban a boicotear el acto de un partido legal, Democracia Nacional. Por ello, según parece, se justifica o se comprende el hecho de que al final hubiese un muerto. Esto de que el acto iba a boicotearse parece suficiente excusa como para dar un tratamiento degradante al asesinato de Carlos Palomino. Me viene a la memoria que hace unos añitos desde algunos de estos medios de comunicación se animaba a boicotear el documental “La Pelota Vasca” de Julio Medem. Me imagino que si este director de cine les hubiese metido un navajazo, ellos habrían sido igual de comprensivos. Si vivimos en una sociedad en la que se toleran manifestaciones racistas y xenófobas de manera permanente, tendremos que lidiar con el hecho de que a algunas personas no nos gusten esas manifestaciones. Y si tú puedes opinar, yo puedo tener una opinión contraria. Y, es más, si tu te manifiestas contra algo, yo podré manifestarme en contra de tu manifestación. No olvidemos el derecho a estar en contra..A veces hay que dar la cara contra lo que no nos gusta. Tener unos ideales y hacerlo forma de vida, que pecado. Que se lo digan a los militares fallecidos recientemente en Afganistan. Leí en “El (in)mundo” que se lo tenían bien ganado por ir a buscar pelea. Luego desperté.

3.-El famoso fotolog: De todo lo que hicieron los medios de comunicación hace ahora un año, sin duda lo más rastrero fue el husmeo malintencionado y manipulador del pasado de Carlos Palomino. Con su política de justificación del asesinato, se dedicaron a difundir el contenido del fotolog de Carlos. El contenido de este fotolog eran bravuconerías propias de un chaval de barrio obrero de apenas 16 años. ¿Esto justifica su asesinato?. Y esto me lleva a cuestionarme varias cosas. ¿Qué vamos a hacer en el próximo atentado de ETA? Me imagino que antes de expresar sus condolencias, los periodistas de turno investigarán un poco sobre la víctima: ¿pegaba a su mujer? ¿bebía? ¿tenía amistades con gustos estéticos variados? ¿tenía un fotolog? ¿qué decía? ¿era trigo limpio? ¿era una aparente mala persona? ¿hemos salido ganando con su muerte?. Si pasa el filtro de bondades, honrarán su memoria. Sea concejal, guardia civil, militar, si no nos gusta su fotolog, le mate la ETA o los talibanes, llenarán sus periódicos de excusas baratas para no llamar a las cosas por su nombre. Me imagino que esa será la actitud de ahora en adelante, ¿no?

Yo sigo soñando con un periodismo que llame a las cosas por su nombre. Independiente de grandes empresas, que anteponga la veracidad al sensacionalismo. Que sea cañero, que nos de caña a todas las tendencias políticas, que sea crítico con todas, pero sin excepción. Que haga todo esto, pero que lo haga cuando corresponda.

Antes de que pase eso, me toca la lotería. Os lo digo yo.

Anuncios

5 comentarios en “Carlos Palomino y la hipocresía mediática

  1. Es que pensé que para qué iba a estropear tu reflexión con comentarios redundantes. Por cierto, a ver si saco un ratito y os envío un mail completo con la información sobre el trabajo de profe de castellano. (los del gremio solemos decir “español” por razones obvias).
    Saludos a los dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s